CECILIA GRIERSON (Mujeres científicas)



Fue la primera mujer médico- cirujano de Argentina. (Buenos Aires, 1859 - 1934).
Creció en la provincia de Entre Ríos: su padre tenía un campo y ayudaba a su madre que era maestra en una escuela rural.
Impactada por la enfermedad que padecía su mejor amiga determinó que su vida necesitaba un profundo cambio y se decidió por la medicina, entusiasmada por las ciencias naturales, pero también con la esperanza de ayudar a curar a su amiga. Hasta ese momento ninguna mujer argentina había osado ingresar a tal carrera y luego de superar serios obstáculos por su condición de mujer logró graduarse en 1889.
Se graduó en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Buenos Aires, a los 30 años. Pero antes, en 1886, fundó la Escuela de Enfermeras del Círculo Médico Argentino.


Según el Feminist Theory Website de la Universidad Virginia Tech, Cecilia sufrió el ridículo y el aislamiento en su paso como la única mujer de la Facultad, luego de la cual tuvo que dar una prolongada batalla legal para poder ejercer. Se inició en el Hospital San Roque (Hoy el Ramos Mejía) dónde tenía un pequeño consultorio y dónde además funda la Primera Escuela de Enfermeras y la Sociedad Argentina de Primeros Auxilios.
Integrante en 1892 a 1899 en el Consejo Nacional de Educación, trajo a la Argentina un nuevo plan de estudios profesionales, luego de una visita por Europa enviada por el Gobierno Argentino.
Ese mismo año publica su primer libro Educación Técnica para la Mujer y en 1910 publica su segundo libro: La educación del ciego y Cuidado del enfermo.
En 1905 inicia el Instituto Argentino para Ciegos y en 1907 funda la Asociación de Obstetricia Argentina y el Liceo de Señoritas del que fue también su profesora.
En 1906 concluyó un extenso estudio del Código Civil, en el cual mostraba que las mujeres casadas tenían un estatus de niños en la Argentina, discriminándoselas en mayor medida que a las mujeres solteras o viudas respecto de los mismos derechos civiles de los hombres adultos. Recién en 1926, alcanzaría a ver algunos cambios "cuando se reformó el Código Civil con la incorporación de muchas de las demandas acerca de la condición de la mujer en el país, como la posibilidad de disponer de sus propias ganancias, formar parte de sociedades civiles o mercantiles, etc." Además, en este mismo año, funda una escuela técnica y de labores domésticos para mejorar la inserción económica de las mujeres.
En 1910 presidió el Congreso Argentino de Mujeres Universitarias y el "Primer Congreso Feminista Internacional de la República Argentina", donde se analizaron temas como la situación de las mujeres en la educación, la legislación, el abandono de los hijos, la necesidad del sufragio femenino.
Fue sufragista y pionera en la lucha por los derechos de las mujeres, propugnando una reforma civil y política para terminar con la discriminación en el ámbito educativo y en el terreno político.
Fue también pintora, escultora y gimnasta, donó una escuela en Los Cocos (Córdoba) dónde vivió sus años de jubilación y en su casa hizo un lugar de descanso de artistas y médicos.
Recibió incontables galardones y homenajes para una vida plagada de resultados en favor de la educación y la medicina Argentina.
Buenos Aires, Córdoba y Los Cocos le rinden homenaje imponiéndole su nombre a una de sus calles. Hoy la Escuela Nacional de Enfermería se llama Cecilia Grierson.
El hecho que más le dolió fue que no pudo ejercer en una Cátedra de Facultad de Medicina:

Intenté inútilmente ingresar al Profesorado de la Facultad en la Sección en la que podía enseñar [...] No era posible que a la mujer que tuvo la audacia de obtener en nuestro país el título de médica cirujana, se le ofreciera alguna vez la oportunidad de ser jefa de sala, directora de algún hospital o se le diera algún puesto de médica escolar, o se le permitiera ser profesora de la Universidad. Fue únicamente a causa de mi condición de mujer (según refirieron oyentes de los miembros de la mesa examinadora) que el jurado dio en este concurso de competencia por examen, un extraño y único fallo: no conceder la cátedra ni a mí ni a mi competidor, un distinguido colega. Las razones y los argumentos expresados en esa ocasión llenarían un capítulo contra el feminismo, cuyas aspiraciones en el orden intelectual y económico he defendido siempre”.

Durante el ejercicio de su profesión había adoptado el lema “res non verba” (hechos no palabras).
Actualmente, acaba de filmarse el Documental Tierras Prohibidas sobre su vida, por la directora Silvina Chague.
Jonay Herrera Rodríguez. 4ºESO.
Copyright © IGUAL.es - Blogger Theme by BloggerThemes | Blogger Templates | 0% Balance Transfer Credit Cards